EL PLACER DE ESCRIBIR


Empezó el gusanillo de la escritura de una manera fortuita gracias a un programa de radio nocturno en la emisora KISS FM, titulado " LA NOCHE ENCENDIDA" que lo presentaba Enrique Marrón....cuyo horario era de lunes a viernes de 21:00 a 00:00 unos años atrás. Aunque era musical preferentemente, había espacios fijos cómo los intros al comienzo de cada hora del programa, el relato de 200 palabras y la historia al aire, la carta de tu vida, la mayoría era encender canciones, una manera especial de dedicarlas a alguién, siempre con un sentimiento. Quise mandar mi primer relato al poco tiempo de empezar a rodar el programa. Siempre había que relacionarlo con una canción.....a mi me gusta mucho la canción de Words ( Palabras) de J.R.David, y ese fue el título..trataba del mes de Octubre y lo que significaba para mí ese mes....y salió en antena enseguida, la verdad que estaba nerviosa al escucharlo por la radio, un escrito mío pero leído por alguién con una voz muy bonita....resultó diferente y especial.
Seguí mandando más relatos que fueron emitidos en el programa....algunos inventados, otros hechos reales que me habían pasado, otros inspirados en una frase, el famoso nanocuento que se inventó el locutor....y que con diferentes temas nos hacía pensar en cómo podía seguir esa historia. La gente que los escuchaba o leía, amigos y familiares....decía que escribía bien, y me animaban a seguir haciéndolo poco a poco, ya que a veces no se tenía tiempo...pero para mí era un aliciente el hecho de poner en un texto algo que me hubiera pasado o inventado. También me decían que lo publicará.....así fue como en unas vacaciones estivales creé el blog de relatos cortos, con el enlace: www.tumundoconmigo.es, ya han pasado dos años de ello y gracias al apoyo de los seguidores van aumentando las visitas y eso me anima a seguir contando historias.
La verdad que la vida de cada persona es un mundo lleno de experiencias o momentos especiales que si los escribes con el corazón, poniendo el alma en ello gusta a la gente.....es una forma de abrirse a la gente que no conoces, pero que al ver el resultado del mismo te motiva a seguir adelante, es una forma de relajarte del día a día, pensar en el momento vivido o algo reciente y plasmarlo en unas pocas líneas, a veces con foto incluída, pero de lo que estoy segura que mi corazón está plasmado en ese relato. Muchas gracias por seguirlo

 

CASA DEL MAESTRO, ACTUAL ALBERGUE DE LANZ ( NAVARRA)

VACACIONES EN LANZ ( NAVARRA)


Es curioso como a veces la vida te hace recordar esos momentos especiales que pasamos con la familia en las vacaciones estivales en un lugar fuera del habitual dónde se vive,ya que estábamos viendo en Zaragoza capital,llega al cabo de los años lo recuerdas porque alguién de la familia vuelve allí aunque sea de paso y te acuerdas de lo bien que lo pasaste. Lanz es un pequeño pueblo de Navarra, que no está muy lejos de la capital, Pamplona, en desvío del Puerto de Velate. Este lugar es conocido por los famosos carnavales, pero os puedo asegurar que cuándo nosotros estuvimos, disfrutamos mucho conociendo a los lugareños, o dándo vueltas por los alrededores. Teníamos familiares que vivían en la capital, en Pamplona, tíos carnales que habían alquilado la Casa del Maestro,actualmente es un albergue, ya que por allí pasa el Camino de Santiago que recorre la provincia de Navarra.
Era el mes de julio y mi padre tenía vacaciones en su trabajo y nosotros cómo estábamos en el Colegio o Instituto también estábamos con ellas, así que decidimos cambiar nuestro pueblo natal, Illueca y nos fuimos a conocer Lanz. Ni que decir tiene que lo pasamos muy bien, era un lugar tranquilo. La casa estaba situada en el centro del pueblo,con sus casas de piedra y blancas, y con unos bancos dónde nos sentábamos a charlar con ellos, y pudimos comprobar los animales que había alli, en ese caso las vacas lecheras, ya que todos los días la bebíamos recién ordeñada. También si había algún ternero recién nacido nos los enseñaron. Cómo decía en la capital dónde vivíamos no estábamos acostumbrados a estos animales.
A veces nos íbamos a dar un paseo por los alrededores del pueblo, una tarde me acuerdo que mis hermanos y yo estábamos descubriendo sólos esos lugares, cuándo apareció una manada de vacas sólas, muy tranquilas y dedicimos seguirlas, ellas nos llevaron al pueblo, creo que nos hicimos compañía mutúamente. En otra ocasión nos fuimos a pasar la jornada a un lugar cercano que había comida campestre y una capea; fue un día diferente que nos relacionamos con otra gente muy amable y divertida.
Pudimos ir también algún día a la capital, Pamplona ya que estaban en plenas fiestas de los Sanfermines y pudimos conocerlas in situ; aunque volvimos muchas veces a la capital por los familiares que teníamos allí, salíamos de allí e íbamos a conocer sitios diferentes de los alrededores. Sin duda unas vacaciones familares entrañables y divertidas que a veces parecen que están olvidadas en el tiempo y en nuestra memoria, y por circusntancias de la vida, a pesar de que han pasado muchos años sale a flote y recuerdas esos momentos como si fueran en la actualidad.

QUIEN NO ARRIESGA,NADA TIENE

 

El riesgo es esencial para crecer en la vida. Sin riesgo no se avanza, las cosas no cambian. Muchas personas, cuando se habla de " riesgo" , oyen la palabra " peligro" y el miedo se apodera de ellas.
Pero arriesgarse no quiere decir necesariamente ponerse en peligro. Tener miedo del peligro es una reacción normal y esencial para nuestra supervivencia. 
El riesgo consiste principalmente en salir de nuestra zona de confort ( lo ya conocido) para vivir nuevas situaciones que nos permitan crecer.
En una sociedad cada vez más superprotegida y rodeada de confort, el riesgo parece tanto más horroso. Pero, justamente porque está superprotegido, arropado en tu bienestar, maniatado en tus posibilidades, es más esencial aún que aceptes desafíos, !que asumas riesgos!. Solo así podrás realizar tus sueños y mejorar tu vida.
Tendrás más placer, tus relaciones con los demás serán mejores, serás más confiado y estarás más en forma para superar los obstáculos diarios y encontrar soluciones para tus problemas. Aceptando riesgos para conseguir lo que deseas, tendrás infinitamente más ocasiones de conseguirlo que si no lo aceptas. ¡Ánimo!.

CUEVA CON PINTURAS RUPESTRES

LA GRUTA


El grupo de amigos estaban pasando unos días de vacaciones en una zona montañosa ya que les gustaba hacer andadas por el monte, para ellos suponían relax además hacer kilómetros y poder contemplar el paisaje que sus ojos les mostraba. Alojados en una casa rural situada en un lugar especial para ellos decidieron llevar a cabo ese día esa excursión a un lugar que les habían hablado algún lugareño y querían ocmprobar como era esa gruta. Iban bien preparados para la larga caminata, nos les preocupaba ya que habían salido pronto de casa y tenían todo el día para llevarla a cabo, como estaban en verano los días se alargaban considerablemente.
Iban subiendo por el camino que les indicaba las señales por dónde debían ir para llegar a ese destino que querían visitar....no eran muchos pero a veces iban en fila india si el camino algo empinado les decía que era mejor así, otras veces algo más acompañados e incluso comentaban todo aquello que iban viendo a su paso por ese bosque lleno de frondosos árboles y que al final del mismo tendrían la gruta. Les llamaba la atención la vegetación, alguna cascada que se veía y se escuchaba a lo lejos, ya que paralelos a ellos iba el río que nacía de lo alto de esas montañas y para desembocar en otro más grande o quizás algún pántano más abajo de dónde estaban alojados. Aunque poco a poco se notaba el cansancio en sus piernas no les importaba, llevaban víveres para amortiguar el hambre, pero quizás el conocer ese destino que buscaban les hacía dejar un poco de lado ese hambre o cansancio, pero pudieron comprobar que aún faltaba bastante para llegar a su meta.....se pusieron de acuerdo para hacer un alto en el camino y buscaron un lugar llano para poderse sentarse en el suelo y comer algo de lo que llevaban en sus mochilas.
Comentaban lo contentos que estaban de poder estar todos juntos esos días de vacaciones, relax, merecido después de un año duro de trabajo, cada uno en el suyo, pero como eran amigos desde hace muchos años y a todos les gustaba la montaña pensaron que ese momento era el adecuado para salir hacer senderismo. Después de ese pequeño alto para reponer fuerzas se pusieron otra vez en marcha, ya las ganas de llegar al destino eran mayores y casi se les hacía un poco cuesta arriba todo lo que aún quedaba para llegar a esa gruta. Menos mal que las indicaciones estaban bien, ya que al llegar a un alto vieron que próximos a ellos estaba esa gruta. Casi nerviosos por ver lo que en ella pudiera haber allí, avanzaron un poco más rápido y se pararon junto a la entrada.
La gruta no era muy ancha en su comienzo y tuvieron que volver hacer fila india para ir entrando a ella, a lo largo de adentrarse en ella se fue haciendo un poco más ancha, se podía respirar algo mejor y ya no daba esa sensación de claustrofobía que daba al princpio. Justo al final de la misma vieron en sus grueso muros unos dibujos algo extraños al princpio, quizás retazos de pintura prehistórica, pero les pareció que valía la pena haberla visitado, ya que algunos de ellos eran historiadores y esa etapa antigua y prehistórica eran su especialidad. Seguro que para todos fue un día especial que no olvidarían fácilmente.

CORAZONES

¿ SE PUEDE.....?


La vida de cada persona a veces a lo largo del recorrido que hacemos en ella nos pone en nuestro camino personas que significarán mucho en ella: como la familia, amigos de la infancia o juventud, compañeros de carrera, de trabajo o alguién que quiere formar parte de ella de una manera más especial, como tu pareja. La verdad que a todos nos gustaría encontrar a esa media naranja que posiblemente el destino nos ponga en un momento determinado para evitar estar solos, cuándo llegue esa ocasión hay que fijarse bien en todo, en los pros y los contras.
Aunque desgraciadamente nunca se sabrá a ciencia cierta si hemos acertado o no, el desarrollo de los acontecimientos o el tiempo siempre se dice que nos dará la razón o que lo cura todo. También son etapas que van paralela a cerrar o abrir puertas, no nos podemos quedar parados y estancados, seguro que esa vida nos puede dar muchas satisfacciones que hay que buscarlas para evolucionar y desarrollarnos como personas.
Se da la ocasión que crees que encuentras a esa persona que puede hacerte feliz y quizás pasa por tu vida en un momento duro de la misma, pasa de puntillas sin molestar pero cerca de tí y a lo mejor tú te dabas cuenta de su existencia pero la veías como una persona que conocías hacía tiempo y apreciabas, nada más. Es verdad que el trato cotidiano entre las personas afines en gustos poco a poco se va afianzando esa relación y crees que hay algo más serio y fuerte. Intentas dar ese paso sin saber que consecuencias podrá tener en un futuro cercano. Necesitas a alguién y puede que ese alguién también crea que necesita tenerte a su lado, aún sin poder comprender los factores en contra que puede haber....pero sin embargo, te lanzas a la aventura......y luego te das cuenta que es un error y frenas a tiempo.
Pero si ese alguién es y ha sido importante en tu vida costará salir de ella.....y más si sabes que es posible que la vuelvas a ver pronto, seguro que la relación entre ambos costará o será de diferente forma, cuándo estén juntos aunque sea un momento se acordarán de lo que han vivido y sentido.....pero hay que ser fuertes y comprender que no había futuro y casi lo mejor es seguir siendo amigos especiales.....aunque otras veces la experiencia opina que es mejor evitar que se vuelva a profundizar.......eso si seguro que esa persona especial lo será siempre para tí, y tendrás esos recuerdos buenos que costará olvidar o que en un momento dado llegarán a tí....y alguna sonrisa o lágrima según sea la ocasión se producirá. Es bonita la sensación de amar y ser amado.....a veces no se puede evitar cometer errores.....pero nadie es perfecto y como he dicho la vida se trata de vivirla con sus aciertos y con sus fallos......

PUERTO PESQUERO

ESE PEQUEÑO PUERTO


Había hecho mucho calor ese día en ese lugar costero dónde vivía, lo que hizo que apenas saliera de casa hasta la última hora de la tarde, para ella era su "su hora preferida" ya que le gustaba pasear por la playa en ese momento con apenas gente y llegar hasta el pequeño puerto que había en esa localidad. Siempre se paraba cerca de ese lugar aunque a distancia, y observaba lo que allí pasaba. Las pequeñas barcas que allí estaban estacionadas significaba que los marineros habían llegado con la pesca recogida en alta mar. Y la vendían en los mercados o era para su consumo personal y familiar.
Poca actividad había en ese momento, sin embargo pudo contemplar que llegaba una barca quizás algo rezagada con respecto a las demás, pero iba llegando a la costa y sólo había un marinero joven que parecía que venía satisfecho de la pesca que había hecho ese día, casi tenía la barca llena y costaba un poco remolcarla a la orilla y poder sacar todo tipo de pescados que había por esa zona. Él pensó que no se le había ido mál el día, eso sí el sacrificio del madrugón había valido la pena.....sin darse cuenta que era observado en la distancia siguió con sus faenas y se puso a recoger todo para llegar lo antes posible a su casa y descansar de la jornada ajetreada que había tenido.
No le esperaba nadie en casa y como hacía buena tarde, calor pero no tan agobiante como había tenido ese día en alta mar, corría una ligera brisa marina que apetecía recibirla ya que refrescaba un poco el ambiente. ....empezó la marcha para alejarse de ese pequeño puerto despacio, iba con sus pensamientos de su vida tan dura que era ser marinero, pero tenía que reconocer que le gustaba desde siempre. Su familia lo había sido antes que él, ese gusanillo se le había metido en la sangre.....Ella quería dejar de mirarle y seguir con su paseo y sus pensamientos, pero algo le impedía moverse de aquel lugar algo apartado del puerto pero que sin embargo, podía contemplarlo bien....y si miraba a lo lejos podía ver ese alta mar. En días despejados se podía ver el pueblo que había enfrente.....esa tarde el cielo estaba despejado sin nubes, un azul claro que hacía a todo aquel que lo contemplaba sentirse bien.
Pensó que era el momento de abandonar ese lugar y seguir con el paseo....pero escuchó un ruido acercarse hacía ella y pudo contemplar que era ese joven que la llamaba para que le esperara....ella no sabía que hacer, si hacerse la despistada y seguir con su paseo o esperar lo que quería ese chico, se quedó esperándole y cuándo se saludaron con un "hola" acompañadado de una sonrisa, ambos se dieron cuenta que eran paisanos y se conocían de siempre, pero sin embargo, hacía tiempo que no coincidían. Ella había vivido fuera mucho tiempo por motivos de trabajo, y después volvió a su lugar de origen, necesitaba esa tranquilidad que le daba estar allí en su pueblo natal.
Le quiso ayudar con su mercancía y fueron juntos hasta sus casas, hablando de lo que habían hecho durante todo ese tiempo que no se veían. Pero decidieron seguir la conversación en otro momento quizá por cansancio o por no molestar al joven que seguro que vendría cansado del día en la mar.....Pero sin embargo, le dijo que podian quedar un poco más tarde y tomar algo juntos; ya que al día siguiente era fiesta allí y no salía a navegar, en eso quedaron para poder saber algo el uno del otro, ya que siempre habían sido amigos y se llevaban bien.....

ISLAS DEL ROSARIO ( COLOMBIA)

CARTAGENA DE INDIAS EN COLOMBIA


Aquel viaje que nos había tocado por sorteo hace unos años, estaba muy bien organizado, ya que en la semana que duró el mismo visitamos muchos lugares de la ciudad, Cartagena de Indias, en Colombia, y una de ellas fue el día a las Islas del Rosario. Tocaba ir allí en barco, en realidad eran lanchas rápidas, muy cómodas, numerosas ya que eramos muchos viajeros que queríamos disfrutar y conocer ese lugar. Estas Islas son privadas y estaban muy bien acondicionadas para los turistas. Había unas cómodas hamacas de lona sujetadas a los árboles para que se pudiera descansar.
También esas aguas cristalinas que rodeaba a esa isla dónde apetecía darse un baño y poder nadar sin que nadie te molestara, y poder sentir al hacerlo que estábamos en un lugar muy alejado de nuestro país y ciudad, unos días de relax y descanso merecidos. Te obsequiaban con refrescos típicos de la zona y zumos de innumerables frutas tropicales que a veces no sabías cual de ellas probar. En esa excursión se podía ir también a un Aquario cercano, muchos de ellos fuimos y pudimos contemplar esos animales que allí vivían y disfrutaban de esas aguas tan limpias y claras. Hay que decir que todos eramos del mismo país y ya como llevábamos varios días habíamos hecho amistad con muchos de ellos, y así en los diferentes recorridos que hicimos por la ciudad íbamos juntos y charlando o si había alguna duda sobre lo que se explicaba se podía comentar al guía, que muy amable nos lo decía aquello que no habíamos entendido.
Una forma de unir cultura, historia, costumbres y descanso y relax en ese viaje tan especial que fue poder conocer Cartagena de Indias en Colombia y más sin esperar que te pudiera tocar, sin embargo por suerte así fue y seguro que esos días fueron especiales y nunca se olvidarán. Hacía calor sofocante, pero el hecho de ir por la fresca y poder contemplar todo aquello que vimos, daba la pena dejarlo a un lado y poner remedio al mismo de muchas maneras. Era una bonita forma de conocer gente parecida a tí que a veces en momentos especiales recuerdas cuándo salen sus lugares de nacimiento por la tele, y sale una sonrisa en tus labios acordándote de ese momento que aunque haya pasado mucho tiempo en alguna ocasión sale a tu memoria y vuelve a tu recuerdo.

CALA DE PLAYA

MIRANDO AL MAR......

Este año sus amigas no habían podido coincidir con ella en las vacaciones y si no ella se quedaba en su ciudad esos días de descanso, y pensó que necesitaba salir aunque fuera un fin de semana largo y buscó un sitio de playa, tranquilo para poder tener esos momentos de relax y descanso tan necesarios. Había sido un año largo y duro y decidió cambiar de aires e irse a la aventura ella sola. Después de alorjarse en el hotel y deshacer las maletas, se marchó a la playa. Con lo necesario para estar allí, su toalla, y cremas, y su libro que estaba leyendo en ese momento sonrió con tan poca cosa era feliz. Buscó un lugar especial para poder tomar el sol o seguir leyendo esa novela que le habían recomendado alguién y que le estaba atrapando su historia.
Afortunadamente no había mucha gente en esa playa a esas horas, aunque también le gustaba observar a la gente que había cerca, una mirada rápida y pudo comprobar que cada uno a su manera estaba disfrutando de ese momento, con la familia, amigos con todo aquello que les gustara: bañarse, darse paseos por la orilla, charlar, un largo etc. Hubo un rato que se quedó mirando a ese mar en calma que había en ese momento. Eso la relajaba de tal modo que cerró los ojos y se puso a pensar cómo había sido su vida y sobre todo, aquellas vacaciones que había ido con la familia o amigos a lugares de playa. Muchas vivencias alegres que le hicieron recordar que puede que le faltara algo en ese momento.....tener a alguién cerca, que estuviera a su lado y que la comprendiera y la quisiera.....en fin esa media naranja que toda persona se supone que tiene y que a veces debe buscarla o no.
Pensó que ocurriría y en ese lugar que había elegido que por cierto nunca había estado antes, fuera el comienzo de una nueva vida para ella, algo que pudiera salir de esa vida un poco rutinaria, que aunque le hiciera feliz, se daba cuenta que algo le faltaba. Su familia y amigos estaban cerca de ella, pero ellos también tenían sus vidas.....Estaba tan absorta en sus pensamientos y a veces con los ojos medio cerrados que no se dió cuenta que cerca de ella había alguién que antes no estaba. No hacía mucho ruido para no asustarla.....pero tampoco quería que ella no se diera cuenta que él estaba allí.
Él estaba casi en su misma situación, había salido a dar un largo paseo por esa playa, también iba pensando en su vida y no se había dado cuenta que en un lugar de esa playa estaba ella; algo de ella le llamó la atención enseguida y fue acercándose poco a poco y descubrir porque sonreía teniendo los ojos cerrados. Como se colocó a su lado al rato le dijo " hola", ella se quedó sorprendida porque no esperaba que nadie se pusiera a su lado y quisiera entablar conversación con ella sin conocerla de nada. Se fue a mirar a esa persona que le saludaba y le correspondió con el saludo, y aunque al principio estaba algo incómoda por la situación poco a poco se dio cuenta que no tenía nada que temer. Parecía de fiar y sin darse cuenta ambos, se enfrascaron en una conversación muy amena, al principio lo típico y luego un poco más profunca.
Tenían muchas cosas en común, y además estaban solos, sin prisas ni nadie que les esperaran por lo que decidieron abandonar la playa juntos e ira a dar un largo paseo por la orilla y luego tomar algo para poder ir conociendose. Sus corazones le habían indicado que podían ser algo juntos.....una bonita amistad o algo más serio y profundo.....el tiempo y la compañia les daría la razón. Pero de una cosa estaban seguros....esas vacaciones, ese lugar y el destino quizás.....les habían hecho que pudieran conocerse y estar juntos.....

PLAYA Y MONTAÑA

PLAYA O MONTAÑA


La llegada del verano y sobre todo si eso significa vacaciones a veces puede suponer un pequeño dilema: " dónde vamos ¿ playa o montaña?", seguro que las respuestas son muy variadas como personas hay que puedan estar en esta situación. Cada uno tiene sus ventajas e incovenientes; pero lo que si está seguro es que sea dónde sea signifique unos días de descanso y relax y desconexión del trabajo para poder disfrutar y cargar pilas para el resto del año que queda hasta las próximas vacaciones.
La playa significa relax, relajamiento, darse baños en el mar y hacer aquello que nos guste a cada uno, tomar el sol con moderación, pasear a la orilla del mar, disfrutar de la compañía de los amigos o familiares, dejar a un lado los horarios y la rutina, para reorganizarte el día de la mejor manera posible; además el día en el verano se alarga mucho más y se puede aprovechar mucho mejor. No hace tanto calor como en la ciudad, dónde las altas temperaturas que pueda haber en un lugar costero se suavizan con la brisa del mar.
También otra manera de poder disfrutarla es poder recorrer la ciudad dónde se esté o ir de excursiones por otros pueblos o villas pesqueras y poder ver lo más interesante de las mismas; la unión de la cultura y costumbres del mismo se puede hacer mucho más enriquecedor y disfrutarla más. Otra cosa que ocurre en esta época estival tanto en zona costera como del interior son las fiestas patronales que se puede sumar a alciente de conocer algo más esas zonas. A veces puede ser un incoveniente la aglomeración de la gente en la playa y no poder disfrutar del baño o de paseos por la orilla, pero es un hecho que ocurre, ya que la mayoría de las personas tienen sus vacaciones estivales en esos meses y eso provoca una mayor llegada de turistas a esas ciudades costeras habituales, es el caso de poseer un apartamento o ir siempre porque te gusta el lugar.
Hay otras personas que prefieren la montaña en lugar de la playa, eso sí las temperaturas cambian, debido a que por el día seguro que hará calor, pero por la noche suele refrescar y a veces es necesario usar mantas; seguro que la gente que vive en las grandes ciudades y están soportando las altas temperaturas que estamos teniendo este verano deseará cambiar por unos días ese frescor de la noche y poder descansar mejor. En la montaña suelen ser los pequeños pueblos acogedores de aquel turismo que cada día o año va llegando allí y aumentan ya quieren conocer esa zona. Se pueden hacer excursiones por los alrededores y sentir esa sensación de libertad y tranquilidad subiendo las montañas y contemplar ese paisaje que nuestros ojos pueden ver, el frescor de los árboles, ríos o lagos montañosos que vale la pena poder conocerlos disfrutarlos en esos días de asueto. También se puede relacionar con la gente lugareña y conocer sus costumbres y aquellos monumentos o museos especiales que pueda haber.
Lo importante es poder relajarse y estar a gusto dónde se esté y con quién estés, ya sea playa o montaña. Felices vacaciones a todos

PLAZA DEL JUSTICIA DE CALATAYUD ( ZARAGOZA)

ESA PLAZA TAN ESPECIAL


Supongo que todos hemos tenido un lugar especial dónde hemos jugado de pequeños con nuestros amigos y vecinos, pasábamos tantas horas juntos que era como si fuera nuestra segunda casa, para mí puedo deciros que es la Plaza del Justicia en Calatayud, antiguamente se llamaba Plaza de José Antonio. Un lugar privilegiado para esta emblemática ciudad ya que estaba situada en el centro junto al Paseo de Las Cortes de Aragón, antes de Calvo Sotelo.
Creo que todos los habitantes de allí hemos jugado con los columpios que había: los famosos columpios, toboganes, e incluso nos hemos sentados en la estatuta que estaba situada en el centro de la misma, ahora desaparecida. Sus numerosos jardines que la rodeaban y los bancos; seguro la de veces que hemos estados sentados allí pensando en que podíamos jugar, o simplemente hablar con los amigos de cualquier cosa.
A veces ni teníamos que ir a casa a por el bocadillo, ya que desde la ventana nuestras madres no lo daban, eran otros tiempos llenos de libertad y sin peligros que fué afianzando nuestra infancia y juventud. Podíamos jugar a tantos juegos que esa relación entre ellos y los amigos se hacía muy fuerte que nunca se puede olvidar; ya que cuándo vuelves a esa plaza, ahora más cambiada que en nuestros recuerdos, volvemos la vista atrás de aquellos tiempos que tanto disfrutamos.
Incluso esa unión entre todos que se hizo patente en una ocasión que hubo una gran nevada en la ciudad, tuvimos la suerte que tocó en sábado, y al no tener que ir al Colegio, pudimos bajar bien abrigados y decidimos hacer un muñeco de nieve en el centro de la misma. Nos afamanos bien porque quedara muy al gusto de todos y así quedar satisfechos con el resultado, lo malo fue que hubo algunos chicos que no eran del barrio que nos lo destrozaron y nos sentó un poco mál, pero bueno seguimos jugando a otras cosas, tirarnos bolas de nieve por ejemplo.
Había a veces esas personas especiales en la ciudad que por la tarde buscaban un rato para estar sentado en algún banco y hablar con la chiquillería que estaba en ese momento. Ese señor nos llamaba la atención que siempre llevaba una bolsa y que quería que nos fueramos con él, pero nosotros sólo háblamos con él, y era amable. Al cabo del tiempo en el colegio la profesora de trabajos manuales nos mandó que compráramos arcilla para hacer alguna cosa en clase. Me acuerdo que mi amiga Olga y yo fuimos a la hora de comer a buscarla para nosotras y alguna amiga que estaba interna.
Cuál fue nuestra sorpresa que ese hombre trabajaba allí, y al reconocernos fue muy amable y nos preguntó lo que queríamos, se lo dijimos y nos lo guardaron, y al salir de clase por la tarde fuímos con la madre de mi amiga a buscarlo, y allí lo teníamos. Encima no tuvimos que pagar nada, y creo que si tu eres amable con la gente, al final ellos te lo recompesan de alguna manera.
También teníamos la suerte que cuándo eran fiestas patronales ponían las ferias junto a nuestra plaza, todo a mano, era un privilegio disfrutar de las atracciones y del sonido durante las fiestas. Bueno son momentos que no se olvidan nunca y siempre que se vuelve a pasar por alli comparas como está ahora esa plaza a como era antes.....siempre formará parte de nuestro corazón a la vez que de nuestra infancia y juventud.

NOCHE DE PIJAMAS


Lo que siempre se ha llamado pasar una noche para dormir en casa de las amigas, me acuerdo que cuándo eso ocurría era una aventura para todos; poder estar a nuestras anchas en casa de esa amiga que estaba sola, ya que sus padres estaban fuera y el poder hacer planes con las amigas más cercanas, era una situación siempre divertida. Se intentaba hacer planes para que la velada fuera de lo más amena para todos. El poder quedarse hasta tarde contando nuestras historías, creo que es un hecho que todos hemos hecho a lo largo de nuestra juventud, son momentos destacados.
Esa pequeña libertad que se tenía, incluso el poder salir a la calle a dar una vuelta o ira a tomar algo con las amigas y poder llegar más tarde de lo permitido, sin horarios todos lo hemos vivido y seguro que cuándo se echa la vista atrás en el tiempo te sale alguna sonrisa recordando lo que se hizo y con quién se estuvo. A veces si tocaba estar en casa acompañada de los padres de la amiga, a lo mejor no se podía salir a la calle, pero no importaba porque seguro que también se lo pasaba una bien en compañía de esa amiga de siempre, se comentaba aquellos momentos vividos juntas, o se hablaba de aquello que nos podía gustar, en fin esa amistad por mucho que haya pasado el tiempo no se olvida, aunque no se vea mucho, en nuestro corazón siempre perdurará.
Otras veces puede ser un fin de semana en el pueblo natal de una, con varias amigas y recorrer el mismo y visitar lo más destacado de allí, y estar con otras amigas que viven allí y hace tiempo que no ves, las risas y la compañía y el recordar cuándo vivías allí y estabas con la familia es importante no poder olvidar las raíces de uno mismo, forma parte de nuestra vida y te enriquece.

AMANECER EN LA PLAYA

LA NOCHE DE SAN JUAN


Se puede decir que esa noche es una de las especiales que hay a lo largo del año, comienza el solsticio de verano ya que el día es más largo y la noche más corta a su vez, cada uno la celebra a su manera. Además se puede decir que es el comienzo ya de las vacaciones para la mayoría de la gente; especialmente los niños y jóvenes, después del largo curso y si se ha sacado bien es hora de disfrutar del verano que hay por delante.
Voy a comentar algunas de esas noches que he pasado a lo largo de mi vida. Una de las que mejor recuerdo que tengo es haber podido coincidir con las vacaciones familiares en este mes de junio, durante la segunda quincena y celebrarlo en un lugar de mar, en una Residencia del Banco, un lugar que era muy acogedor y con numerosas familias de todas partes de España, con niños y jóvenes de nuestra edad; qué más se podía pedir. Un lugar privilegiado con la playa cerca, sin peligro en la costa catalana. Los más jóvenes queríamos ir a ver salir el sol o amanecer en la playa y pedimos permiso a nuestros padres y al director de la Residencia.
No hubo ningún problema, claro que la noche anterior residentes de la zona nos ofrecieron las típicas tortas de San Juan con algo de beber; nosotros estuvimos un rato en la celebración y enseguida nos fuimos a dormir, ya que teníamos que madrugar mucho, las tres o cuatro de la mañana era nuestra hora de salida. Tocó el despertador a su hora y nos pusimos en marcha, la verdad que fuimos doce chicos y algún padre ya que nos querían tambén acompañar y a la vez que ver amanecer a la orilla del mar.
Emprendimos nuestra excursión larga y divertida, con esas ansías que nos embargaban a todos, recorrimos zonas de recreo con columpios y seguimos a lo largo de la playa hasta llegar a un lugar alto para poder sentarnos y contemplar la salida del sol en ese día mágico. Cada uno pidió sus deseos, pero aunque se nos hizo un poco largo, la espera mereció la pena. Cuándo volvimos a la Residencia intentamos no hacer mucho ruido para no despertar a los que aún dormían. Creo que esa experiencia no se olvida nunca por muchos años que haya ocurrido de eso.
Otra noche de San Juan que pudimos pasar fue distinta pero no por eso dejó de ser especial, nos trasladamos a vivir con la familia a la capital, después de vivir en una ciudad pequeña pero muy acogedora y bonita como es Calatayud, y nos fuimos a nuestro pueblo, Illueca, antes de ir a Zaragoza a vivir definitivamente. Ya habíamos terminado el curso y estábamos de vacaciones, así que decidimos pasar unos días con la familia y amigos allí. Ahora son fiestas patronales, pero en aquella época no lo eran, aunque ese día era grande y alguna celebración especial siempre hacían, ya que la Iglesía de la localidad tiene por advocación a San Juan Bautista
Mi hermana y yo estábamos pasando la noche en casa de mis tíos, viendo la televisión cuándo pasaron unas vecinas comentando que había una fiesta de disfraces en las Piscinas y que si nos dejaban ir a nosotras con ellas. No hubo ningún problema, eso sí nos comentaron que teníamos que volver todas juntas a casa, aunque fuera tarde. Así que nos fuimos hacía ese lugar, por la carretera, como íbamos cinco o seis, casi tapábamos la calle, en este caso la carretera. Comentábamos lo bien que nos lo pasaríamos seguro viendo como los lugareños se vestían con trajes de lo más variopinto para poder ganar ese concurso que habían pensando realizar. Antes de llegar se pusó a mi lado un chico todo vestido de negro, que me dijo " hola", y la verdad que el susto que me pegó fue grande, ya que hizo que me pusiera al otro lado. Iba al concurso también, se nos adelantó y al llegar allí nos encontramos con gente conocida, era normal.
Entre ellos, a mi primo con amigos y nos invitaron a tomar algo que aceptamos, y después de traernos la consumición pedida y algo de charla, se alejaron hacía las piscinas y me acuerdo que les comenté " tened cuidado, he visto un chico vestido de negro que me ha dado un susto al venir, que iba hacía allí", ellos me dijeron que tendrían cuidado. Así que nos quedamos con las amigas un buen rato disfrutando del ambiente festivo y viendo los distintos disfraces que había, por cierto algunos muy buenos.
Alguna otra vez he vuelto para San Juan a las fiestas con familiares y lo he pasado muy bien, viendo a los amigos y poder participar en las actividades que organizaban para el disfrute de todos los paisanos y visitantes. Fueron días especiales también que no se olvidan. Mucha gente suele celebrarlo con las famosas hogueras, dónde el fuego se adueña de la situación, es el momento de desechar todo aquello que nos ha ido mal en el año y pensar en otros deseos mejores, algunos los queman u otros más intrépidos saltan por encima de las cenizas que forman esas hogueras. Se suelen celebrar tanto en el mar como en las ciudades, y en ese caso son en parques, o a la orilla del río.
Cuándo aún estás en pleno estudios universitarios y por lo tanto con los temibles exámenes finales, otra manera de desconectar un rato era ir a tomar café con los amigos, después de la cena, y ese rato lo pasábamos jugando a las cartas o hablando de cualquier cosa, para luego volver a casa y quedarnos a estudiar toda la noche para ese éxamen que teníamos cercano. Cada uno lo pasa como puede; otro año también fue especial, en un programa de radio nocturno titulado " La Noche Encendida" de KISS FM, el presentador Enrique Marrón había comentado unos días antes que se podía enviar nuestros deseos y que algunos de ellos saldrían por antena, aquí en ese caso no se quemaban sino que eran como pequeños farolillos encendidos; el mío tuvo la suerte de salir por antena y me hizo ilusión poder celebrar esa noche tan especial como es la Noche de San Juan.